Logo Verificiencia

¿Un meteorito se estrellará en la tierra?

Afirmación

Calificación:

Uno (o dos) meteoritos amenazan con impactar la tierra

Encabezado amarillista / información incompleta

¿Qué es cierto?

 

¿Qué es incorrecto?

 Hay meteoritos que pasan cerca de la tierra, según la distancia pueden ser clasificados
como amenazan potenciales  por lo que deben ser vigilados.

 

La clasificación de "Potentially Hazardous Asteroids"no implica un peligro o amenaza inmediata.

Fuente

México, H. de. (2019, December 19). No sólo es uno, dos asteroides amenazan con destruir la Tierra antes del 2020. Heraldo de México

Milenio Digital. (2019, December 16). ¿Enorme asteroide impactará la Tierra después de Navidad?  www.milenio.com/

Cada año, la prensa en su afán de vender (especialmente noticias sobre ciencia) no duda en usar encabezados sensacionalista para noticias que deberían ser interesantes. Eso es más notable en el caso de noticias que conciernen a asteroides.

En el caso del diario Milenio[1], después del encabezado sensacionalistas vemos un artículo bastante decoroso que nos informa (aunque sin dar muchos detalles) sobre un asteroide que pasará cerca de la tierra, pero que no representa ningún peligro.

El segundo artículo, sin embargo , en el  Heraldo de México[2], no duda en calificar a los meteoritos como aproximaciones “potencialmente peligrosas” sin aclarar lo que realmente significa.

En ambos casos los diarios omiten la fuente original, por lo que el lector no tiene forma de verificar la noticia.

Si bien el impacto con meteoritos es una amenaza real y existen sistemas de detección que buscan evaluarla, el nivel de riesgo real es muy bajo, y cada año se dan varias aproximaciones que la NASA reporta de manera rutinaria. Eso no impide que la prensa utilice el miedo y en ocasiones la desinformación irresponsable para vender más noticias.

¿Qué nivel de peligro representan esos meteoritos?

El primer meteorito es el 310442, que muchos diarios catalogaron como la “roca asesina de navidad”; en su punto más cercano a la tierra, el 26 de diciembre, pasó a una distancia de  7,180,697 kilómetros o 19 veces la distancia a la luna. Según la definición del  Center for Near-Earth Object Studies (Centro para el Estudio de Objetos Cercanos a la Tierra, CNEOS por sus siglas en inglés) eso lo clasifica entre los Potentially Hazardous Asteroids (asteroides potencialmente peligrosos, PHAs por sus siglas en inglés)[3]. Esto no significa que represente un peligro inmediato, sino que su órbita debe ser vigilada: en las palabras del director del CNEOS “...es prudente seguir vigilandolos durante décadas y estudiar cómo evolucionan sus órbitas” [4].

Eso está muy lejos de las afirmaciones de la prensa.

El otro asteroide mencionado es el 216258, que pasó cerca de la tierra el 20 de diciembre de este año y al que la prensa no dudó en llamar “asesino de ciudades”[5]. Aunque la aproximación es suficiente para que los expertos le dediquen atención, no representa un peligro real.

Discusión

El sistema solar contiene, además de planetas, millones de cuerpos sólidos de diferentes tamaños, desde motas de polvo hasta rocas del tamaño de montañas. Cada uno de estos objetos obedece las leyes de la física y en particular las de la denominada mecánica celeste, cuyo primer estudioso fue Johannes Kepler. Dichos objetos siguen órbitas elípticas bien determinadas, con el Sol como uno de sus focos. Estas órbitas, después de más o menos 4,500 millones de años desde la formación del Sistema Solar, ya son consideradas como estables. Sin embargo muchos de esos asteroides o cometas tienen órbitas muy distintas a las de los planetas, son más elongadas o excéntricas y eventualmente pueden intersectarse con ellos, por lo que es posible una colisión. Sin embargo es evidente que, para que esto suceda, los dos cuerpos tendrían que cruzar al mismo tiempo ese punto de intersección, lo cual sucede muy pocas veces.

Por otro lado, todos los planetas tienen una masa mucho mayor que la de cualquier cometa o asteroide y si alguno de ellos se acerca lo suficiente su órbita se verá perturbada y seguirá un camino nuevo.

En el caso de la Tierra, los impactos de asteroides fueron muy comunes en épocas cercanas a su formación y cada vez son menos frecuentes. El último gran impacto registrado sucedió hace unos 65 millones de años y está relacionado (o eso creemos) con la extinción de muchas especies en la Tierra, entre ellas los dinosaurios. Un hecho no menos importante es que hay muchos cuerpos muy pequeños que diariamente caen a la Tierra, lo que denominamos estrellas fugaces. Se calcula que diariamente alrededor de unas 1,000 toneladas de polvo y "piedritas" entran a la atmósfera de la Tierra; estos materiales también están orbitando el Sistema Solar y sus trayectorias se intersectan con la órbita terrestre.

Debido a que muchos de los grandes cuerpos ya conocidos (asteroides y cometas), están constantemente pasando "cerca" de planetas, sus órbitas son perturbadas ligeramente, por lo que es necesario monitorear la nueva órbita y calcular si está o no en intersección con la terrestre. Esto llevó a la implementación de un centro de monitoreo de la NASA, el CNEOS, cuya misión es calcular las órbitas de objetos detectados que pasarían cerca de la Tierra - "cerca" es un término muy relativo en este caso, pues dichos objetos normalmente pasan a distancias mucho mayores que la distancia de la Tierra a la Luna). En un reporte típico del CNEOS podemos ver, por ejemplo, que el próximo 26 de Diciembre de 2019 un objeto de un tamaño entre 280 y 620 metros pasará a una velocidad aproximada de 12.27 kilómetros por segundo y a una distancia de 18.9 veces la distancia lunar.

Por supuesto que siempre es posible que se detecte algún objeto no cartografiado y se monitoree su órbita para ver si presenta o no un riesgo de impacto para la Tierra. Recientemente se detectó un objeto de esta clase, con forma como de cigarro, al que se le dio el nombre de Omuamua; fue una noticia importante porque se determinó que no pertenece al Sistema Solar sino que está cruzándolo y las órbitas no se intersectan. Recordemos que el Sistema Solar está a su vez orbitando alrededor de la galaxia. Aunque las colisiones entre objetos astronómicos son posibles, la probabilidad de que un asteroide o cometa no cartografiado se cruce en nuestra órbita y presente un riesgo de impacto es muy baja.


[1] Milenio Digital. (2019, December 16). Tierra: ¿enorme asteroide impactará el planeta después de Navidad? Retrieved from https://www.milenio.com/.

[2] México, H. de. (2019, December 19). No sólo es uno, dos asteroides amenazan con destruir la Tierra antes del 2020. Heraldo de México

[3] NEO Basics. (n.d.). Retrieved from https://cneos.jpl.nasa.gov/about/neo_groups.html.

[4] Georgiou, A. (2019, December 13). 2,000-foot-wide asteroid to speed past the Earth just after Christmas. Retrieved from https://www.newsweek.com/2000-foot-wide-asteroid-earth-christmas-1477110.

[5] 216258 (2006 WH1) JPL Small-Body Database Browser

Atribución CC BY

Modificado por última vez en Miércoles, 05 Febrero 2020 01:56

Información adicional

  • Revisión Técnica: Javier Delgado
  • Corrección de estilo: Samantha McDermoth

Eduardo N. Torres

Egresado de filosofía por la Universidad de Guadalajara, con especialidad en filosofía de la ciencia. Autodidacta. Amante de los cursos en línea. Interesado en las ciencias cognitivas en general, y en los sesgos cognitivos en particular. Aspirante a la maestría en comunicación, por la misma universidad. Freelancer en la presente revista.

Lo último de Eduardo N. Torres

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Apoya a Verificiencia

Considera ayudar a nuestro proyecto

Cantidad

 

Lo mas popular

SMB Solido
.
Medicina Basada en la Ciencia
es una publicación que se dedica a evaluar los tratamientos médicos y los productos de interés para el público desde un punto de vista científico,

Arriba