Logo Verificiencia

Polen de abeja, jalea real y propóleo

 El "polen de abeja" es, en realidad el polen de las flores que es recolectado por las abejas conforme entran en la colmena o se cosechado por otros medios. Los gránulos de polen se adhieren a las patas de las abejas y otras partes del cuerpo, conforme recolectan el néctar (el precursor de la miel) dentro de las flores.

Los productos de polen se comercializan a través de tiendas de alimentos naturales, distribuidores multinivel, farmacias, publicidad de pedidos por correo e Internet [A,B,C,D].

Afirmaciones engañosas

Los promotores llaman al polen de abeja "el alimento perfecto" y enfatizan que contiene todos los aminoácidos esenciales y muchas vitaminas y minerales [1]. Sin embargo, ninguno de estos nutrientes ofrece alguna magia, y todos se obtienen fácilmente y de manera menos costosa en los alimentos convencionales. La CC Pollen Company de Phoenix, Arizona, ha afirmado:

Se ha estimado que el polen de abejas contiene más de 5,000 enzimas y coenzimas, muchas veces más que cualquier otro alimento... Las enzimas en el cuerpo no solo son necesarias para la curación y digestión perpetuas, sino también para la vida misma. Sin enzimas, la vida es imposible. Además, las enzimas protegen contra el envejecimiento prematuro. Se ha afirmado de manera confiable que solo el polen de abejas contiene todas las enzimas conocidas en perfecta proporción y equilibrio perfecto. [1]

La afirmación anterior es errónea. El polen no contiene todas las enzimas conocidas, e incluso si lo hiciera, eso no contribuiría a la salud humana. Las enzimas en plantas y otras especies de animales ayudan a regular las funciones metabólicas de sus respectivas especies. Cuando se ingieren, no actúan como enzimas dentro del cuerpo humano, porque se digieren en lugar de absorberse intactas en el cuerpo.

También se ha afirmado que el polen de abeja mejora el rendimiento deportivo y sexual; ralentiza el proceso de envejecimiento; promueve tanto la pérdida como el aumento de peso; prevenir infecciones, alergias y cáncer; y aliviar más de 60 otros problemas de salud.

Ningún estudio científico respalda ninguna afirmación de que el polen de abeja sea efectivo contra alguna enfermedad humana. Los pocos estudios que se han realizado para evaluar su efecto sobre el rendimiento deportivo no han mostrado ningún beneficio [2-4]. A mediados de la década de 1970, por ejemplo, las pruebas realizadas en nadadores y corredores de fondo no encontraron diferencias en el rendimiento entre los que tomaron polen de abeja y los que tomaron un placebo [3]. Un estudio de seis semanas de duración, con 20 nadadores, publicado en 1982, no encontró diferencias de rendimiento [4].

La jalea real, que es secretada por las glándulas salivales de las abejas obreras, sirve como alimento para todas las larvas jóvenes y como el único alimento para las larvas que se convertirán en abejas reinas. Al igual que el polen de abeja, se ha afirmado falsamente que es especialmente nutritivo, que proporciona energía constante y que tiene propiedades terapéuticas.

El polen de abeja y la jalea real deben considerarse potencialmente peligrosos porque causan reacciones alérgicas. Las personas alérgicas a pólenes específicos han desarrollado asma, urticaria y shock anafiláctico después de ingerir polen o jalea real [5-12]. También se han notificado reacciones neurológicas y gastrointestinales [13,14]. Algunos casos de asma y anafilaxia han sido fatales. El potencial de reacciones graves está muy extendido porque al menos el 5% de los estadounidenses son alérgicos al polen de ambrosía, y el polen de abeja contiene polen de ambrosía o plantas que reaccionan de forma cruzada con ambrosía, como dientes de león, girasoles o crisantemos [15,16]. Se ha especulado que la presencia de estos alérgenos podría permitir que los usuarios habituales se vuelvan insensibles (como ocurriría con las vacunas contra la alergia). Sin embargo, las probabilidades de que esto suceda son extremadamente pequeñas. Las vacunas entregan el polen en cantidades significativas y controlables, mientras que el polen de abeja tomado por vía oral proporciona cantidades impredecibles que se digieren [17].

Las abejas están expuestas a diversos contaminantes bacterianos y químicos que podrían incorporarse en los productos para consumo humano [18]. Aunque tanto el polen de abeja como la jalea real contienen sustancias con propiedades antibióticas, ambos pueden sostener el crecimiento de organismos que causan enfermedades y ninguno tiene un uso práctico como antibiótico [19]. También puede ocurrir que los contaminantes se introduzcan durante el procesamiento [18]. En 1995, la compañía Montana Naturals International, en Arlee, Montana, tuvo que retirar varios miles de botellas de una mezcla de polen de abeja / jalea real / propóleos debido a la contaminación con plomo.

El propóleo, también llamado "pegamento para abejas", es una sustancia resinosa que las abejas usan para construir y mantener sus colmenas. En pruebas de laboratorio, el propóleo ha exhibido una variedad de interesantes propiedades antimicrobianas y antitumorales [20]. Sin embargo, tiene poco uso práctico y puede causar dermatitis de contacto y otras reacciones alérgicas [21].

Medidas ejecutorias Federales

  • En 1990, la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) obtuvo un acuerdo de consentimiento que prohíbe a American Life Nutrition y American LifeFarFun, Inc., realizar varias afirmaciones sin fundamento para su polen de abeja y otros cuatro productos.
  • En 1992, un tribunal federal ordenó la destrucción de cantidades de Bee Alive, una combinación de jalea real y hierbas en miel incautadas de Bee-Alive Inc, de Valley Cottage, NY. En 1989, la FDA advirtió a la compañía que el material promocional se distribuía con un producto similar había hecho declaraciones ilegales de que el producto era útil para tratar o prevenir el síndrome del virus de Epstein-Barr crónico, úlceras gastrointestinales, colitis, presión arterial baja, arteriosclerosis, crisis nerviosas, infertilidad, impotencia, depresión, artritis reumatoide, enfermedad de Alzheimer, anemia, asma, hemorroides, migraña y otros problemas. A pesar de la promesa de dejar de distribuir literatura que hace estas afirmaciones, la compañía continuó anunciando que Regina Royal Jelly podría ayudar a los niños a resistir enfermedades infantiles, "ofrece vitalidad durante el día y tranquilidad durante la noche", aumenta la resistencia mental y física y "parece mejorar el sistema inmunológico". La presidenta de la compañía, Madeline Balletta , todavía promueve a Bee-Alive como un "superalimento" cuyos usuarios (incluida ella misma) han sido aliviados de la fatiga severa [22,23].
  • En 1994, la FTC obtuvo un acuerdo de consentimiento que prohíbe a Bee-Sweet, Inc, una empresa con sede en Carolina del Norte, afirmar que sus productos podrían tratar diversas dolencias físicas. Sus anuncios afirmaban que "los estudios realizados por médicos de todo el mundo han demostrado que el polen de abeja es eficaz en el tratamiento de enfermedades como alergias a la artritis, desde anorexia hasta sobrepeso, arteriosclerosis".
  • En 1992, CC Pollen Company y sus propietarios (Bruce R. Brown, Carol M. Brown y Royden Brown) acordaron pagar $ 200,000 para resolver los cargos por afirmar falsamente que los productos de polen de abeja podrían producir pérdida de peso, aliviar permanentemente las alergias, revertir el proceso de envejecimiento y curar, prevenir o aliviar la impotencia o la disfunción sexual. La compañía y sus propietarios también fueron acusados de afirmar falsamente que los productos de polen de abeja son un antibiótico efectivo para uso humano y no pueden provocar una reacción alérgica. Según el acuerdo, a la compañía y a sus propietarios se les prohibió hacer todas estas afirmaciones y se les exige tener evidencia científica para respaldar cualquier otra afirmación relacionada con la salud sobre cualquier otro producto para consumo humano. Algunas de las afirmaciones falsas se hicieron en "infomerciales" que fueron tergiversados como programas de noticias o documentales, a pesar de que eran anuncios pagados. Durante un infomercial, titulado "TV Insiders", el presentador Vince Inneo dio a entender falsamente que el programa era parte de una serie de investigaciones independientes. Los productos ofrecidos durante el infomercial fueron Bee-Young, Pollenergy (para "restaurar la energía faltante"), Royal Jelly ("para mantenerse sexualmente activo a cualquier edad"), President's Lunchy First Lady's Lunch Bar. El productor infomercial TV, Inc., firmó un acuerdo de consentimiento por separado.

 

Aunque la violación de un acuerdo de consentimiento de la FTC puede desencadenar grandes sanciones, Royden Brown continuó promoviendo el polen de abeja ilegalmente. En mayo de 1994, S&S Public Relations Inc., de Chicago, emitió una carta que decía: "Es la temporada de alergias, pero muchos pacientes ya no sufren. Están usando Aller-Bee-Gone, tabletas de polen de abeja que se acreditan con el alivio de los síntomas de alergias, asma y otras enfermedades respiratorias ". El comunicado de prensa adjunto agregó que el objetivo de Brown de por vida era "eliminar la enfermedad degenerativa en todo el mundo mediante el uso de polen de abeja". Sin embargo, unas semanas después, el promotor más llamativo del polen de abeja murió después de las heridas sufridas en una caída.

Para más información

Referencias

  1. Is honeybee pollen the world's only perfect food? (Booklet) Phoenix, AZ: CC Pollen Company, 1984.
  2. Steben RE, Boudroux P. The effects of pollen and pollen extracts on selected blood factors and performance of athletes. Journal of Sports Medicine and Physical Fitness 18:271-278, 1978.
  3. Larkin T. Bee pollen as a health food. FDA Consumer 18(3):21 22, 1984.
  4. Maughan RJ, Evans SP. Effects of pollen extract upon adolescent swimmers. British Journal of Sports Medicine 16:142-145, 1982.
  5. Thien FC and others. Asthma and anaphylaxis induced by royal jelly. Clinical and Experimental Allergy 26:216-222, 1996.
  6. Shaw D and others. Traditional remedies and food supplements. A 5-year toxicological study (1991-1995). Drug Safety 17:342-356, 1997.
  7. Prichard M, Turner KJ. Acute hypersensitivity to ingested processed pollen. Australian and New Zealand Journal of Medicine 15:346-347, 1985.
  8. Yonei Y and others. Case report: Haemorrhagic colitis associated with royal jelly intake. Journal of Gastroenterology and Hepatology 12:495-499, 1997.
  9. Geyman JP. Anaphylactic reaction after ingestion of bee pollen. Journal of the American Board of Family Practice 7:250-252, 1994.
  10. Mansfield LE, Goldstein GB. Anaphylactic reaction after ingestion of local bee pollen. Annals of Allergy 47:154-156, 1981.
  11. Lombardi C and others. Allergic reactions to honey and royal jelly and their relationship with sensitization to compositae. Allergologia et Immunopathologia 26:288-290, 1998.
  12. Leung R and others. Royal jelly consumption and hypersensitivity in the community. Clinical and Experimental Allergy 27:333-336, 1997.
  13. Lin FL and others. Hypereosinophilia, neurologic, and gastrointestinal symptoms after bee pollen ingestion. Journal of Allergy and Clinical Immunology 83:793-796, 1989.
  14. Puente S and others. Eosinophilic gastroenteritis caused by bee pollen sensitization. Medicina Clinica 108:698-700, 1997.
  15. Mirkin G. Can bee pollen benefit health? JAMA 262:1854, 1989.
  16. Helbling A and others. Allergy to honey: Relation to pollen and honey bee allergy. Allergy 47:41-49, 1992.
  17. Wandycz K. Allergies: Runny nose? Itchy throat? Bee pollen helps some allergy victims, but for most people it's a waste of money. Forbes, April 25, 1995, p 414.
  18. Fleche C and others. Contamination of bee products and risk for human health: Situation in France. Revue Scientifique et Technique 16:609-19, 1997.
  19. Sanford MT. Pollen marketing. Fact Sheet ENY-118. Institute of Food and Agricultural Sciences, University of Florida. Feb 1995.
  20. Burdock GA. Review of the biological properties and toxicity of bee propolis. Food and Chemical Toxicology 36:347-363, 1998.
  21. Hausen BM and others. Propolis allergy (I): Origin, properties, usage and literature review. Contact Dermatitis 17:163-170, 1987.
  22. Ben Kinchlow and Madeline Balletta have a secret they want to share with you. They both have major responsibilities and hectic schedules. They both travel extensively. They have a secret . . . a God-given food that has already helped hundreds of thousands of Christians. Advertisement in Human Events, Aug 20, 1999, p 15.
  23. Bee-Alive Web site, Accessed Aug 22, 1999.

Por Stephen Barrett, M.D. publciado en septiembre 17, 1999. , publicado originalmente en Quackwatch;
Bee Pollen, Royal Jelly, and Propolis

Con autorización de Quackwatch

Modificado por última vez en Jueves, 13 Febrero 2020 17:55

Información adicional

  • Traducción: Daniel Hurtado
  • Edición / Revisión: Juan Manuel Aquino

Stephen Barrett

Stephen Barrett, M.D., es un psiquiatra retirado que vive cerca de Chapel Hill, Carolina del Norte, ha alcanzado renombre nacional como autor, editor y defensor de los consumidores. Además de dirigir Quackwatch, es miembro del Comité de investigación escéptica.
En 1984, recibió el Premio Especial a la Citación del Comisionado de la FDA por el Servicio Público en la lucha contra la charlatanería de nutrición. En 1986, fue galardonado con la membresía honoraria en la American Dietetic Association. Desde 1987 hasta 1989, enseñó educación para la salud en la Universidad Estatal de Pennsylvania. Él figura en Marquis Who's Who in America y recibió el Premio por Servicio Distinguido a la Educación para la Salud 2001 de la Asociación Americana para la Educación para la Salud. También es miembro de la junta de Prescription Justice, un grupo sin fines de lucro que trabaja para bajar los precios de los medicamentos. Su biblioteca de investigación alberga más de 5,000 libros y 100,000 documentos y grabaciones recopiladas durante un período de 50 años.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Apoya a Verificiencia

Considera ayudar a nuestro proyecto

Cantidad

 

Lo mas popular

SMB Solido
.
Medicina Basada en la Ciencia
es una publicación que se dedica a evaluar los tratamientos médicos y los productos de interés para el público desde un punto de vista científico,

Arriba